Presuntas diferencias

“Hallada muerta una mujer…”

“Aparece muerta una mujer…”

“Detienen al hombre acusado de la muerte de su pareja…”

“Detenido el presunto autor del asesinato…”

“Hallado el cuerpo quemado de una mujer…”

Por fin ha aparecido en la prensa un titular que refleja la realidad: “Detenido por matar a puñaladas a su ex pareja en Fuenlabrada”. Un titular que no oculta los hechos, un titular que demuestra que la gente no aparece o es hallada muerta. Un titular que no maquilla un asesinato; que no se es autor de un asesinato, que se asesina. Que es más fácil de entender, y además ocupa menos espacio, algo que en un periódico nunca viene mal. Y por fin, tras más de 100 mujeres asesinadas durante el 2014 en el Estado y tras uno de los veranos con más asesinatos fruto de la violencia de género que se recuerda, hoy ha aparecido un titular que llamaba a las cosas por su nombre. “Detenido por matar a puñaladas a su ex pareja”.

Y cuando por fin aparece un titular que refleja la realidad de una forma más o menos aproximada, zas. Resulta que el asesinado es él y la asesina es ella. Toda la vida minimizando la violencia de género, suavizando los asesinatos, camuflándolos y desestructurándolos, sacándolos de contexto y hablando de muertes. Y solo, solo, cuando es la mujer la que mata, aparece un titular medianamente preciso y acertado.

Cuando un año de estos otra mujer mate a su pareja, volveremos a ver otro titular de este tipo. Mientras tanto, las mujeres seguirán siendo halladas muertas a manos de los presuntos autores de esas muertes.

La primera es la imagen del asesinato cometido por una mujer, el resto, asesinatos cometidos por el hombre. ¿Veis diferencias?

12050629_834027026694969_683251259_o12018529_834027076694964_1412686259_o 12019292_834026946694977_1739613613_o 12020261_834026743361664_237045629_o 12022180_834026816694990_154943649_o

Anuncios
Estándar

2 thoughts on “Presuntas diferencias

  1. asdf dice:

    Los titulares que citas no ocultan los hechos. Los titulares que citas dicen lo que ha pasado sin arriesgarse a sacar conclusiones por su cuenta. Aunque la mujer aparezca en el suelo en medio de un charco de sangre, aunque el hombre tenga el cuchillo en la mano, hasta que un juez no dictamine que es él quien lo ha asesinado un periodista está obligado a recurrir a esas fórmulas. Porque si no, si resulta que por las circunstancias que sea, aunque parezca evidente, él no ha sido el que la ha matado, al periodista que haya escrito el titular acusatorio se le puede caer el pelo. Todo el mundo es inocente, por muy hijo de puta que parezca, hasta que se demuestre lo contrario. El titular que está mal (salvo que la Policía ya haya determinado lo contrario, que no lo sé) es el de Fuenlabrada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s